Yoga y Pilates después de los 40: Fortaleza, Flexibilidad y Bienestar | www.comidayvida.com

¿Sabías que el yoga y el pilates son dos de las mejores actividades físicas que puedes practicar después de los 40 años? Estos ejercicios te ayudan a fortalecer tu cuerpo, mejorar tu flexibilidad y movilidad, reducir el estrés, respirar conscientemente y aumentar tu bienestar físico y mental. En este artículo te contamos los beneficios de estas disciplinas y cómo puedes incorporarlas a tu rutina diaria.

 

El pilates es una disciplina que te permite tonificar tus músculos y mejorar tu postura.

El yoga para la salud y pilates para adultos, ambas son consideradas práctocas ancentrales con enormes beneficios:

– El yoga y el pilates son ejercicios de baja intensidad que no sobrecargan tus articulaciones ni tu sistema cardiovascular. Al contrario, te ofrecen flexibilidad y movilidad y ayudan a cuidar tu salud y a prevenir lesiones.

– El yoga y el pilates te permiten trabajar todo tu cuerpo, desde los músculos más profundos hasta los más superficiales. Así, tonificas tu figura, mejoras tu postura y evitas dolores de espalda.

– El yoga y el pilates te enseñan a hacer respiración conciente, lo que favorece la oxigenación de tus células y la relajación de tu mente y reducción del estrés. Además, al sincronizar tu respiración con tus movimientos, aumentas tu concentración, tu equilibrio, tu salud y longevidad.

– El yoga y el pilates son prácticas que te conectan con el presente, con tu cuerpo y con tus emociones. De esta forma, reduces el estrés, la ansiedad y la depresión, y mejoras tu autoestima y tu confianza. Ya que el oxígeno y relajación van de la mano.

– El yoga y el pilates son actividades que puedes adaptar a tu nivel, a tus necesidades y a tus preferencias. Puedes elegir entre diferentes estilos, intensidades y duraciones, y practicarlos en casa, en un centro o al aire libre y comienza siempre con ejercicios de estiramiento.

Cómo empezar a practicar yoga y pilates después de los 40, da clic aquí

Si quieres disfrutar de todos los beneficios del yoga y el pilates después de los 40, te recomendamos seguir estos consejos:

– Consulta con un profesional de la salud antes de empezar cualquier actividad física, especialmente si tienes alguna condición de salud o alguna lesión.

– Busca un profesor o un centro especializado en yoga o pilates que ofrezca entrenamiento para adultos, que te oriente y te corrija adecuadamente para el cuidado articular.

– Empieza poco a poco, con sesiones cortas y sencillas, e incrementa la dificultad y la duración progresivamente con ejercicios de baja intensidad.

 

El yoga y los pilates son ejercicios que fortalecen tu cuerpo, que estimulan tus articulaciones y que a través de la respiración eliminan el estrés y nutren a tu cuerpo con la entrada de oxígeno.

 

– Escucha a tu cuerpo y respeta tus límites. Si practicas ejercicio después de los 40, no fuerces ni hagas movimientos que te causen dolor o incomodidad.

– Combina el yoga y el pilates con otras actividades complementarias, como caminar, nadar o bailar para lograr un bienestar físico y mental.

– Sé constante y disfruta del proceso. El yoga y el pilates son más que ejercicios, son un fortalecimiento para el cuerpo  y son estilos de vida que te ayudan a sentirte mejor por dentro y por fuera y si quieres, puedes combinarlo con nuestro Programa PNC.

Si quieres leer más sobre yoga, te invito a seguir leyendo.

¿Qué te pareció este contenido? Espero que te haya sido útil. Si deseas ayudar a otras personas, compártelo en tus redes sociales. Recuerda que todas las semanas estoy publicando nuevos contenidos sobre nutrición, ¡te espero por aquí pronto!

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *