Salud

Cómo nutrir tu piel- Consejos

Una buena nutrición ayuda a la piel a mantenerse saludable. Si quieres saber cómo nutrir tu piel, sigue leyendo, pues te daré algunas recomendaciones.

¿Deseas tener una piel sana y radiante? Si es así, debes tener en cuenta que necesitas llevar una dieta balanceada, pues la alimentación es la clave para mantener la salud de la piel.

Llevar una dieta equilibrada y saludable puede ayudar a nuestra piel a mantenerse hidratada, protegida y libre de impurezas.

Alimentos para nutrir la piel
Nutre tu piel con alimentos saludables

El gran secreto de una piel nutrida: la alimentación

Existen muchos factores que afectan la salud y aspecto de nuestra piel, entre estos se encuentran los alimentos que comemos.

Y es que la calidad de los alimentos que consumimos tienen una gran repercusión en nuestra salud, especialmente en nuestra piel.

La piel está constantemente renovándose, y para ello requiere de una adecuada nutrición que le aporte todo lo que necesita para conservar su fuerza y belleza.

Esto implica que debemos comer una gran variedad de alimentos saludables, que incluyan vitaminas, antioxidantes, minerales, ácidos grasos y proteínas magras, que ayuden a mejorar su  apariencia y a protegerla del daño solar, para disminuir el riesgo de problemas de salud de la misma.

¿Qué comer para mantener la piel saludable?

Una dieta saludable y balanceada es la base de toda piel sana y bonita. Alimentos ricos en nutrientes, como frutas y verduras, mantienen la piel hidratada, mientras que los alimentos grasos aportan los nutrientes esenciales para la elasticidad de nuestra piel.

A continuación te ofrezco una lista de alimentos que pueden contribuir a mantener tu piel saludable:

Frutas y verduras

Ricas en antioxidantes, las frutas y verduras contienen vitaminas y minerales, que son esenciales para la salud de tu piel.

Los antioxidantes ayudan a combatir el daño ocasionado por radicales libres, principales responsables del daño celular.

Aguacate

El aguacate es un fruto rico en vitamina E, que ayuda a proteger la piel de los daños causados por radicales libres.

Tomates

Ricos en licopeno, que es un potente antioxidante que ayuda a proteger la piel de los daños ocasionados por radicales libres.

Pescado

Uno de mis alimentos preferidos, el pescado es rico en omega-3, un ácido graso esencial para la salud de la piel.

El omega-3 ayuda a reducir la inflamación, conservar la elasticidad en la piel y protegerla ante los daños del sol. Incluye mínimo dos porciones de pescado a la semana en tu dieta.

Frutos secos

Los frutos secos son el snack perfecto para cuidar la piel. Te recomiendo consumir nueces, pistachos y almendras, entre otros.

Para finalizar

Si quieres tener una piel sana y linda recuerda que antes que nada, debes comenzar a hacerlo desde dentro, cambiando tus hábitos alimenticios.

El secreto de una piel sana es una adecuada alimentación, que le provea de los nutrientes que necesita para mantenerse saludable y firme. Para más consejos sobre nutrición, te recomiendo visitar mi blog todas las semanas.

Y si te gustó este artículo, compártelo con otras personas en tus redes sociales. Ah, no me quiero despedir de ti sin antes invitarte a mi Programa Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutrir/Curar) Julia Osorio (comidayvida.com).

5 recomendaciones para tener una alimentación saludable

Una alimentación saludable, es aquella que le proporciona a nuestro organismo los nutrientes necesarios para su adecuado funcionamiento. ¿Quieres saber cuáles son esos hábitos que te permitirán tener una alimentación adecuada para gozar de una buena salud? Si es así, no te puedes perder este post en el que compartiré contigo 5 recomendaciones para tener una alimentación saludable. Continúa leyendo hasta el final.

Comidayvida comer saludable

Si has tomado consciencia y sabes que debes alimentarte de la manera más sana posible, entiendo que deseas tener conocimiento de algunas ideas para crear hábitos alimenticios saludables, porque de ellos depende que tú tengas como costumbre, elegir muy bien cuándo y qué comer, y más si estamos hablando de que estos serán los hábitos que te acompañarán de ahora en adelante para toda tu vida. De manera que, si ya has dado este primer paso, te felicito: tu cuerpo te lo va a agradecer en el futuro, créeme que sí.

¿Qué podemos hacer para tener una alimentación saludable?

Entiendo que son muchas las responsabilidades que tienes. En esta etapa tal vez ya habrás formado tu propia familia, posiblemente tienes hijos que atender, o tienes un trabajo que te absorbe gran cantidad de tiempo, son muchos los factores que pueden estar incidiendo en tu manera de alimentarte.

Tal vez hayas confiado tu dieta a alimentos procesados, pero ya decidiste darle un final a esta historia. Ahora quieres aprender a comer saludable, y por ello quiero compartir contigo esta serie de recomendaciones que te van a ayudar mucho a que esto sea posible:

  1. Empieza por comer saludable. Prepara tu comida, que esta sea lo más equilibrada posible. Procurar que tenga verduras, frutas, proteínas (en la proporción justa que satisfaga tus necesidades nutricionales).
  2. Establece objetivos a lograr: puedes proponerte, por ejemplo: dejar de fumar, perder peso corporal, entre otros. Escribe tus objetivos en una hoja que tengas a la vista todos los días. Esto será algo que te impulsará a lograrlos.
  3. Reduce tu ingesta de alcohol. Si antes consumías bebidas alcohólicas, es el momento perfecto para reflexionar sobre este comportamiento, y ver cómo es tu consumo de alcohol. Si el mismo es excesivo, debes reducirlo al máximo, con el fin de prevenir la aparición de enfermedades en el futuro. Recuerda también que no debes conducir mientras consumes bebidas de este tipo.
  4. Debes realizarte chequeos médicos de forma regular. No descuides nunca tus consultas médicas de rutina. Enfermedades como la diabetes, la hipertensión, entre otras, pueden evitarse con una visita al médico, por lo menos una vez al año.
  5. Establece hábitos saludables de sueño. Es necesario que tengas una rutina de sueño equilibrada, de al menos unas 8 horas de sueño ininterrumpido durante la noche.

Para finalizar

Si quieres mejorar tus hábitos alimenticios, te invito a unirte a mi Programa Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutri/Curar) Julia Osorio (comidayvida.com).

¿Te gustó este contenido?

Si te gustó, ¡compártelo en tus redes sociales!

Barras energéticas ¿aportan energía o grasa? | http://www.comidayvida.com

Conocidas como alimento funcional, se crearon para ofrecer una fuente de energía comprimida en un producto de fácil consumo que no necesitara una complicada elaboración para aquellos deportistas de alto rendimiento requerían nutrirse entre competencias.
El objetivo inicial fue muy inteligente, las barras energéticas cumplieron su cometido, pero, las empresas encontraron un nicho de mercado en aquellos deportistas eventuales y las pusieron a su alcance en todos los colores y con todos los ingredientes posibles.
Tanto se desvirtuó el producto que la gente piensa que nutren, y con una barra de 50 g se quieren comer el mundo y lograr que sólo esa barra les haga sobrevivir todo el día lleno de energía y vitalidad.
Alguna vez escuché a alguien decir: “te comes esta barra y uff cómo te llena, ya no necesitas nada”.

Historia de las Barras energéticas.

Se crean originalmente de granola o muesli, según como se conozca en cada país.
La composición básica era: hojuelas de avena (cereal), miel (azúcares simples), cacahuates (grasas).
Se tenía en casi todos los hogares y se agregaba al yogur o se consumía con fruta y leche. Aquí puedes leer más de su composición

Granola o muesli en el desayuno, más sano que una barra energética

¿Son una verdadera fuente de energía las Barras energéticas?

Si, como vimos en su composición, es un producto que aporta energía que será de fácil digestión si se consume en cantidades pequeñas, no se acumulará.

¿Las barras energéticas son alimentos funcionales?

Primero vamos a definir qué es un alimento funcional:
Los alimentos funcionales es un término que se puso de moda hace unos años, no fue más que decirnos que un alimento tenía tal o cual nutriente y que este nos alejarían de las enfermedades, los incautos los recomendaron y hasta definición le dieron:
“aquellos que, con independencia de aportar nutrientes, han demostrado científicamente que afectan beneficiosamente a una o varias funciones del organismo, de manera que proporcionan un mejor estado de salud y bienestar.

Estos alimentos, además, ejercen un papel preventivo ya que reducen los factores de riesgo que provocan la aparición de enfermedades. Entre los alimentos funcionales más importantes se encuentran los alimentos enriquecidos”. Puedes leer más sobre ellos aquí

Para mi no es más que decirle a las personas que consuman alimentos naturales y frescos, creo que ya todos sabemos que una alimentación balanceada con productos de calidad nos dará salud, ¿verdad?

Entonces, las Barras energéticas cobraron tal fama que se les clasificó como alimento funcional sin serlo. Incluso muchos entrenadores las recomiendan sin conocer su funcionamiento:

¿Es necesaria tanta variedad de Barras energéticas?

La industria encontró su nicho y pusieron a nuestro alcance todo tipo de barras y también las bautizaron de diferentes maneras para que pensáramos que servían para diferentes cosas.
Algunos de los nombres que podemos encontrar son: Barras energéticas, Barras proteicas, Barras deportivas, Barras de rendimiento, en fin, un largo etc..
Sus ingredientes actualmente son:

  • La fuente de cereal: avena, quinoa.
  • La fuente de energía simple: miel, azúcar, chocolate en polvo, mermelada, hojuelas de maíz inflado, hojuelas de maíz, hojuelas de arroz.
  • La fuente de grasa: cacahuates, nueces, coco, chispas de chocolate, fibra.
  • Nuevas adiciones:

  • La fuente de fruta: frutos rojos.
  • Otras adiciones: Leche en polvo, conservadores y colorantes artificiales.
  • Barras energéticas, ¿se acumulan en forma de grasa o en verdad nos dan energía?

    La adición de todos estos nombres rimbombantes y la combinación de tantos ingredientes las han posicionado en el mercado como un producto caro, sin embargo, con muy alta demanda, la publicidad hizo bien su trabajo, ¿cierto?
    ¿Quieres hacer tus barras caseras? Click aquí

    Y ¿Porqué se ofrecen las Barras Energéticas a los deportistas?

    Los profesionales en Nutrición deportiva, buscaron un producto que ayudara al deportista a recuperarse y a seguir realizando un esfuerzo físico y muscular.
    Dentro de todas las indicaciones que pueden existir para emplear las Barras energéticas, podríamos mencionar:
    1. Imagina que está en un torneo de tae-kwon-do, que tiene descansos muy breves y que necesita darle energía a su cuerpo, pero energía fácil de consumir, ninguno nos lo imaginamos comiendo un plato de paella o unas enchiladas, ¿cierto?, debe ser de poco volumen y que no requiera calentarse.
    2. Ahora pensemos a un deportista que sólo tiene un descanso entre tiempo y tiempo, un jugador de baloncesto o futbol, por ejemplo. Nuevamente, podemos aportarle la barra energética, lo que reducirá el cansancio muscular y le permitirá recuperar la energía.

    ¿Sólo para deportistas de alto y mediano rendimiento son las Barras energéticas?

    Para resolver esta pregunta debemos ser realistas primero, los deportistas de medio y alto rendimiento son personas que entrenan de 6 a 8 horas al día, 7 días a la semana.
    Entonces, con este criterio podemos descartar a todas las personas que practican ejercicio, porque si sólo vamos al gimnasio 5 días a la semana de 1 a 2 horas, bien podríamos cubrir nuestras necesidades de energía con una adecuada alimentación, ¿para qué las barras entonces?
    Y siendo honestos, cuántos de nosotros practicamos esta cantidad de ejercicio, ¿alguien levantó la mano?
    Podemos decir que las Barras energéticas son productos con un uso específico y que su consumo debe hacerse en momentos muy particulares.
    Si una persona que no tiene un desgaste importante consume estas barras de fácil absorción, imaginarás que las va a acumular en forma de grasa.
    Y más aún, imagina que se las damos a nuestros hijos en cada recreo en lugar de lunch. Y luego nos preguntamos porqué hay tanta obesidad.
    Recuerda, los productos están ahí, de todos los colores y sabores, pero lo más importante eres tú y tu decisión que debe ser basada en tus necesidades no en lo que las empresas te quieran vender.
    Si te gustó, ¡Compártelo!

    Julia Osorio
    Nutricionista clínica, Educadora en diabetes

    Intolerancia al Gluten ¿Existe? | www.comidayvida.com

    Mucho se ha escrito sobre el gluten, si debemos o no consumirlo, pero, en verdad ¿todos tenemos Intolerancia al Gluten o Celiaquía?, ¿será cierto que es la causa de todos nuestros males? En esta publicación, vamos a revisar qué es y si en verdad deberíamos evitarlo ya que, en toda Europa, sólo el 1% de la población la padece.

    ¿Qué es el Gluten?

    Un componente del trigo, la cebada y el centeno es el gluten, proteína que permite que cuando elaboras un pan, se esponje. Si quieres leer un poco más, da click aquí.

    Alimentos que contienen gluten

    ¿Cómo identificar la Intolerancia al Gluten?

    Primero, es importante saber si se padece de Intolerancia, Alergia o Celiaquía relacionada con el Gluten, haciendo pruebas de tolerancia, es simple, comienza haciendo tu consumo habitual de pan y sus derivados y si detectas alguna reacción en después del consumo:
    a) La siguiente hora, puede ser Alergia al trigo. Más frecuente en niños, pero puede presentarse en adultos.
    b) Horas o días, Intolerancia al trigo o gluten. Puede encontrarse a cualquier edad.
    c) Horas o días, podrías estar frente a la Enfermedad de los pacientes celiacos (Celiaquía). Frecuente en niños si es hereditario, pero podemos encontrarlo a cualquier edad.

    Segundo, si presentas alguna de estas reacciones, de forma leve, elimina los alimentos que contengan trigo por una semana y observa tu digestión.

    Tercero, si las reacciones son fuertes, dolores intestinales y diarrea dolorosa, es importante que acudas al médico para que se realice una prueba diagnóstica.

    ¿Podemos identificar qué tipo de reacción presentas al Gluten?

    Podemos encontrar uno o varios de los siguientes síntomas que pueden presentarse de forma leve a grave, como son:
    Alergia al trigo: náusea, vómito, diarrea, problemas de piel, asma, laringitis, dolor de cabeza, aumento de la presión arterial.
    Intolerancia al trigo: úlceras en boca, dolor de cabeza, inflamación intestinal, picazón, dolor y en niños: fatiga, irritabilidad o hiperactividad.

    En Celiaquía: Sensación de llenura temprana, dolor de estómago, gases, diarrea, deficiencia de vitaminas y minerales, fatiga, problemas de piel, artritis y/o pérdida de peso.

    ¿Qué puede contaminar nuestros alimentos este verano? | www.comidayvida.com

    Todos hemos escuchado hablar e incluso, tenido la desgracia de sufrir alguna contaminación alimentaria. Especialmente en verano.
    Esta intoxicación puede causar desde las molestias tradicionales: náusea, vómito, dolor intestinal, diarrea, hasta complicaciones más graves: fiebre, fallo respiratorio e infarto.

    ¿Cómo prevenirlas?

    Debemos recordar que a las bacterias les encantan cuatro condiciones: agua, oxígeno, comida y temperatura.
    Como sabemos prácticamente todos los alimentos contienen agua en cantidades importantes, a excepción de las semillas y legumbres donde la encontramos, pero es muy escasa. El oxígeno es vital para nuestra vida, sin él, no podríamos vivir, las plantas crecer ni los animales desarrollarse.

    Entonces, la contaminación de los alimentos es común, por lo que debemos enfatizar que el riesgo siempre es elevado, por lo que debemos cuidar los alimentos que consumimos.

    ¿A qué temperatura se desarrollan?

     

    Todos los alimentos contienen: azúcar o almidón o proteínas o grasas. Otro detalle es la temperatura, de 30 a 40ºC las bacterias encuentran el momento ideal para desarrollarse y no es difícil encontrarlas en el verano.

    Si a todos los factores anteriores, les agregamos que se colocan las terrazas en los bares y nuestros alimentos además de permanecer al sol además el viento se encarga de cubrirlos de tierra, esto complica la situación.

    Contaminación-de-alimentos| Julia Osorio

    Intoxicaciones más frecuentes.

    En España, las intoxicaciones alimentarias más frecuentes son:
    Salmonella: esta bacteria se encuentra en productos marinos, pollo y huevo.
    Campylobacter: se encuentra esta bacteria en leche sin pasteurizar y sus derivados, aves, carne cruda o mal cocina y agua contaminada.

    Lo importante es consumir los alimentos bien cocinados, no crudos y si durante su elaboración emplean huevo, como la mahonesa, tortilla de patatas, bollería, los derivados lácteos como quesos y aves o carnes crudas, debemos evitar cambios de temperatura que permitan el desarrollo de estas bacterias, cuidando:

    1. Que no se mantengan expuestos al sol y
    2. Evitar su consumo después de 24 horas de su elaboración.
    3. Asegurar que están bien cocinados.
    4. Evitar consumir alimentos crudos y/o asegurar que se controló su temperatura hasta antes de su consumo.

    Existen diferentes formas de identificar si consumimos alimentos contaminados:

    a) Si después de dos a cuatro horas de haber consumido alimentos comienza a sentir los signos y síntomas clásicos: náusea, vómito, dolor abdominal y/o diarrea, esto es provocado por los
    alimentos.

    b) Si después de dos horas presenta fiebre, enrojecimiento de la piel, problemas respiratorios o se acelera su corazón, también puede estar relacionado con los alimentos, pero es importante, si presenta estos signos que acuda a urgencias de inmediato. Existirán alimentos que presenten menor riesgo de contaminación, por ejemplo, el jamón que está deshidratado y contiene sal, los quesos maduros o los frutos secos, ¿por qué no consumirlos este verano?

    Disfrutar de esta temporada que todos esperamos con ansia, no debe ser razón para descuidar lo que comemos y evitar exponernos a una intoxicación.

    Julia Osorio
    Nutricionista clínica, Educadora en Diabetes