Peso corporal

¿Cómo aumentar la sensibilidad a la insulina? – Tips

La insulina es la hormona que se encarga de mantener el equilibrio del nivel de azúcar en la sangre, facilitando que las células del organismo la utilicen como fuente de energía. Sin embargo, a veces las células no responden de forma adecuada a esta hormona.

¿Cómo aumentar la sensibilidad a la insulina? Es un tema que forma parte del segmento “Nutrir” de mi Programa PNC (Prevenir-Nutrir-Curar), el cual está enfocado en la población de personas con edades comprendidas entre los 35-45 años y que estaré abordando a continuación en el siguiente artículo. ¡Sigue leyendo hasta el final!

Sensibilidad
Es importante alimentarse adecuadamente para aumentar la sensibilidad a la insulina.

¿Qué es la sensibilidad a la insulina?

La sensibilidad a la insulina es una característica que indica qué cantidad de insulina necesita tu cuerpo para mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control.

Si eres sensible a la insulina, tu páncreas no tiene que trabajar tanto para mantener tus niveles de glucosa bajo control. Pero si eres resistente a la insulina, tu páncreas se esfuerza más y más, hasta que se agota y te quedas con diabetes tipo 2, obesidad o enfermedades cardiovasculares. ¡Esto no es para nada bueno!

Te explico mejor

Si tienes sensibilidad a la insulina, quiere decir que tu cuerpo responde bien a esta hormona, y no necesita mucha para regular la glucosa. Pero, si tienes resistencia a la insulina, tu cuerpo no responde bien a la hormona y necesita más cantidad para evitar que el azúcar se acumule en la sangre.

Esta resistencia a la insulina puede ocasionar que padezcas de enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares.

Causas de la sensibilidad a la insulina

La sensibilidad a la hormona insulina se debe a la influencia de diversos factores, tales como la edad, el peso corporal, la actividad física y la alimentación.

Y aunque es cierto que algunas personas nacen con una mayor sensibilidad a la insulina que otras, es posible aumentar la misma si se tienen en cuenta ciertos hábitos saludables que te mencionaré en las siguientes líneas.

Recomendaciones para aumentar la sensibilidad a la insulina

Para aumentar tu sensibilidad a la insulina, te recomiendo seguir los consejos que te doy a continuación:

  • Haz ejercicio físico de forma regular. El ejercicio físico regular te ayuda a quemar el exceso de azúcar en la sangre y a estimular el transporte de glucosa a las células musculares.
  • Incluye en tu dieta alimentos ricos en fibra. La fibra te ayuda a ralentizar la digestión y la absorción de los carbohidratos, evitando los picos de azúcar e insulina en la sangre.
  • Consume alimentos que contengan ácidos grasos omega-3. Los omega-3 poseen efectos antiinflamatorios y ayudan a mejorar la función de las membranas celulares, lo que permite el paso de la insulina.
  • Reduce tus niveles de estrés. El estrés eleva los niveles de cortisol, una hormona que aumenta el azúcar en la sangre y reduce la sensibilidad a la insulina. Por lo tanto, te recomiendo relajarte y llevar tu vida con calma.
  • Duerme bien. La falta de sueño altera el ritmo circadiano y afecta al metabolismo del azúcar y la insulina. Por eso, es importante que vigiles tus hábitos de sueño.

Para finalizar

Para más información sobre cómo aumentar la sensibilidad de la insulina, te invito a que te unas a mi Programa de Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutrir/Curar), un programa especial que se ajusta a tu edad y necesidades específicas.

Además, te informo que próximamente estaré ofreciendo mis Cursos de Nutrición y Salud, dirigidos a Profesionales de la Salud y público en general, en Comida y Vida en los cuales podrán aprender de manera práctica a cómo utilizar todas las herramientas que ofrece la nutrición.

Me gustaría mucho que participes, ¡No te pierdas esta gran oportunidad!¡Estamos en la cuenta regresiva!

¿Tener una dieta impedirá la obesidad?

La obesidad es una condición que afecta a muchas personas en el mundo y que puede generar graves consecuencias para la salud. Pero, ¿será que tener una dieta equilibrada puede impedir la obesidad? Esta pregunta te la respondo en este  artículo.

Dieta balanceada obesidad
Una dieta balanceada ayuda a impedir la obesidad

¿Qué es la obesidad y cuáles son sus causas?

La obesidad puede definirse como el exceso de grasa corporal que afecta de manera negativa a la salud.

Una forma de medirla es a través del índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre el cuadrado de la altura en metros.

Por ello, la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera obesidad cuando el IMC es igual o superior a 30 kg/m2.

Entre las causas de este problema se encuentran factores de tipo genéticos, ambientales, sociales y conductuales. No obstante, uno de los principales causantes de la obesidad es el balance energético, es decir, la relación que hay entre las calorías que consumes y las que gastas.

Esto significa que, si consumes más calorías de las que necesitas, el exceso de estas se almacena como grasa y por ende, aumentas de peso. En cambio, si gastas más calorías de las que consumes, tu organismo utiliza las reservas de grasa y disminuye tu peso.

¿Cómo debe ser una dieta para impedir la obesidad?

Ahora que ya conoces la relación que existe entre el consumo de calorías y el peso corporal, debes comprender que es fundamental para evitar esta condición contar con una dieta adecuada.

Una dieta equilibrada, variada y moderada debe incluir todos los grupos de alimentos (cereales, frutas, verduras, granos enteros, legumbres, lácteos, carnes, pescados, huevos, frutos secos y aceites) en las proporciones adecuadas y sin excederse en las cantidades.

Además, un plan alimenticio saludable debe limitar el consumo excesivo de alimentos procesados, azucarados, grasos o salados, que aportan muchas calorías vacías y escasos nutrientes al cuerpo.

Otras recomendaciones para prevenir la obesidad

  • Te recomiendo controlar el tamaño de las porciones y comer despacio para permitir que tu cerebro registre cuando te sientas satisfecho.
  • Es necesario que realices actividad física regularmente, ya que la misma te ayuda a quemar calorías, fortalecer tus músculos, mejorar tu metabolismo y te ayuda a prevenir enfermedades asociadas a la obesidad, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.
  • Debes dormir bien, limitar el consumo de alcohol y cigarrillos, beber suficiente agua y evitar el estrés. Si quieres mejorar tu salud y tu calidad de vida, debes adoptar un estilo de vida activo y consciente.
  • Busca ayuda de un nutriólogo para empezar a hacer cambios en tu plan alimenticio. Este es el profesional indicado para asesorarte en este aspecto (yo estoy aquí para apoyarte, trabajando en equipo podemos lograr cambios profundos en tu manera de alimentarte).

Para finalizar

Tener una dieta saludable sí puede ayudarte a impedir la obesidad, pero también debes acompañarla de ejercicio físico y de unos hábitos saludables para lograrlo.

Pero no estás solo: si necesitas ayuda para empezar a realizar cambios en tu forma de comer, te invito a que te unas desde ya a mi Programa PNC (Programa Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutrir/Curar) Julia Osorio (comidayvida.com).

Y si quieres ver más contenidos como este, visita mi blog con más frecuencia, pues siempre estoy publicando contenidos sobre nutrición, sígueme también en mis redes sociales (Instagram, Facebook, LinkedIn), donde encontrarás asesoramiento profesional y personalizado para alcanzar tus objetivos.

Desnutrición en adultos: ¿Qué hacer para evitarla?

Según el portal web de la OMS (Organización Mundial de la Salud) “828 millones de personas en 2021” sufrieron desnutrición, cifra que resulta verdaderamente alarmante. Debido a ello he decidido el día de hoy postear sobre este problema de nutrición en adultos, un mal que afecta a millones de personas a nivel mundial. Continúa leyendo porque te voy a explicar qué es la desnutrición y qué hacer para prevenirla  en adultos.

Alimentos nutritivos
El adulto debe incluir alimentos nutritivos en su dieta diaria

Desnutrición en adultos – Definición

Como te señalé al inicio de este artículo, la desnutrición afecta a una gran cantidad de personas en el mundo. Pero, antes de continuar hablemos primero sobre qué es la desnutrición en el adulto:

La desnutrición en la población adulta se presenta cuando la cantidad de nutrientes ingeridos no es suficiente para mantener un peso saludable y/o un buen estado nutricional.

Esto ocurre por diversos factores, como carencia de un adecuado suministro de alimentos (y nutricionalmente balanceados), problemas de tipo económicos, cambios en el estilo de vida, falta de hábitos alimenticios, enfermedades crónicas, trastornos alimenticios, problemas psicológicos (como la depresión, anorexia) etc.

Síntomas de desnutrición en adultos

Los síntomas de desnutrición en adultos son variables (dependiendo del grado de la misma), sin embargo, los más comunes son:

  • Disminución del peso corporal.
  • Deshidratación.
  • Fatiga crónica.
  • Retención de líquidos.
  • Deficiencia de vitaminas y minerales.
  • Infecciones recurrentes.
  • Afecciones de la piel.
  • Entre otros.

Las mujeres con desnutrición experimentan amenorrea, pérdida del cabello; mientras que los hombres sufren por lo general fracasos sexuales (disminución de la libido, esterilidad, etc.), disminución del peso y masa corporal (entre otros síntomas).

¿Qué hacer para evitar la desnutrición en adultos?

Para evitar que un adulto presente desnutrición debe:

  • Hacer cambios en la dieta diaria: ampliar la variedad de alimentos, incorporando alimentos ricos en nutrientes como frutas, verduras, productos lácteos, carnes magras, cereales integrales, entre otros.
  • Consumir raciones de alimentos que incorporen todos los grupos de alimentos.
  • Incrementar el consumo de proteínas y hierro. Incluir proteínas de origen animal como el pavo, pescado, huevos, frijoles, carne roja, espárragos, lentejas, etc. en el menú.
  • Tomar suficiente agua (para evitar la deshidratación y mejorar la digestión de las comidas).
  • Evitar hacer dietas sin la supervisión de un médico y un nutricionista.
  • No seguir tendencias de moda que promueven la delgadez extrema para “lucir bien”.
  • Incluir suplementos nutricionales que contengan ácidos grasos Omega 3, vitamina B12, Vitamina D.
  • Acudir regularmente a consulta médica para valoración del estado de salud a nivel general.
  • Si hay sospecha de que se padece de desnutrición acudir inmediatamente al médico, así como también a consulta con un Nutricionista para diseñar un plan alimenticio personalizado.

Para finalizar

Hemos llegado al final de este artículo, en el que te he explicado qué es la desnutrición en adultos y cómo evitarla. Espero haber dado respuesta a tu inquietud, si quieres saber más sobre otros temas relacionados a este, puedes darles un vistazo a otros posts de mi blog. Visítame más seguido porque siempre estoy publicando artículos que pueden ser de tu interés.

También te invito a que te unas a mi Programa Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutrir/Curar) Julia Osorio (comidayvida.com). ¿Te gustó este contenido? Si te gustó, ¡compártelo con otras personas en tus redes sociales!

¿Cómo prevenir los principales trastornos alimenticios en la juventud?

Los jóvenes adultos conforman un grupo de riesgo que puede desarrollar trastornos alimenticios. En el siguiente post te explico cuáles son los principales trastornos de la alimentación en la juventud. ¡Quédate leyendo este post hasta el final!

alimentación saludable en la juventud y cómo evitar trastornos alimenticios
La anorexia y bulimia: principales trastornos alimenticios que afectan a los jóvenes

 

Trastornos alimenticios  – definición

Los trastornos alimenticios constituyen un conjunto de problemas relacionados con la forma en que se relacionan las personas con los alimentos.

Estos trastornos pueden manifestarse de diferentes maneras, pero todos comparten una preocupación excesiva por la comida, por el peso corporal y/o por la forma del cuerpo.

Los mismos pueden aparecer a cualquier edad, sobre todo durante la adolescencia o la juventud, debido a que son etapas de constantes cambios, en las cuales las personas son muy vulnerables sobre todo a patrones sociales, que les sugieren que deben ser hermosos (as) o estar delgados para ser aceptados en la sociedad.

Estas son ideas equivocadas que pueden inducir a los jóvenes a dejar de comer sanamente, para mantenerse saludables. Es algo verdaderamente preocupante, tratándose de la salud de las personas ¿no te parece?

Principales trastornos alimenticios de los jóvenes: anorexia y bulimia

Unos de los aspectos más importantes en la salud de los jóvenes es la alimentación, y cuando por algún motivo no se alimentan adecuadamente, pueden presentarse trastornos alimentarios que pueden llegar a comprometer gravemente su salud, sobre todo su salud mental.

Los trastornos alimenticios abarcan ideas erróneas sobre la comida y la conducta alimentaria, los cuales pueden llevar a que el joven coma en exceso o se niegue a ingerir alimentos y pueden tener graves consecuencias para la salud, tanto física como mental. Los trastornos alimentarios por lo general se dividen en dos categorías: anorexia y bulimia.

Anorexia

La anorexia es un trastorno alimenticio grave, el cual se caracteriza por una pérdida de peso corporal involuntaria y un miedo desmedido a engordar.

Los jóvenes con anorexia nerviosa suelen tener una imagen distorsionada de su propio cuerpo y pueden llegar a tener un peso menor a lo normal para su edad y estatura.

Asimismo, la anorexia se caracteriza por un patrón perturbado de alimentación, que puede incluir el evitar comer en presencia de otros, el estricto control de la ingesta de calorías y el exceso de ejercicio físico.

Bulimia

Se trata de un trastorno de la alimentación que se caracteriza por episodios recurrentes de comer en exceso seguidos de comportamientos compensatorios, para evitar aumentar de peso.

Estos episodios suelen estar precedidos por un período de restricción del consumo de alimentos, y son seguidos de sentimientos de culpa, vergüenza y de ansiedad.

Los comportamientos compensatorios pueden incluir el vómito autoinducido, el uso de laxantes o diuréticos de forma abusiva, ayunos prolongados o ejercicio físico en exceso.

Los jóvenes que padecen anorexia o bulimia pueden experimentar problemas de salud tales como deshidratación, desnutrición, anemia y baja densidad ósea, por lo que deben ser atendidos por tanto por médicos, como por nutricionistas y psicólogos.

Para finalizar

Los trastornos alimenticios pueden tener graves consecuencias para la salud, tanto física como mental. Por eso, es importante conocerlos y saber qué hacer para prevenirlos.

Si estás interesado en prevenir estos trastornos alimenticios, únete ya a mi Programa Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutri/Curar) Julia Osorio (comidayvida.com).

¿Te gustó este contenido? Si te gustó, ¡compártelo con otras personas!