IBS

Descubre las enfermedades nutricionales más comunes

Si te estás preguntando cuáles son las enfermedades nutricionales mas comunes, estas en el lugar correcto. En el siguiente articulo te enterarás de los diversos tipos de enfermedades nutricionales y cómo pueden afectar tu salud. Además, te daré algunas medidas preventivas para protegerte de las mismas.

Enfermedades nutricionales
Debes ingerir alimentos saludables para prevenir las enfermedades nutricionales.

¿Cuáles son las enfermedades nutricionales más comunes?

Las enfermedades nutricionales son una de las principales causas de muerte en el mundo entero, y están relacionadas con deficiencias o excesos de nutrientes, lo que puede llevar al padecimiento de graves problemas de salud.

Entre algunas de las enfermedades nutricionales más frecuentes están:

  • Desnutrición.
  • Síndrome metabólico.

Desnutrición

Es la enfermedad nutricional más común, y por lo  general se refiere a la ingesta insuficiente de nutrientes. La misma puede tener una multitud de causas, incluidas el hambre, la falta de acceso a alimentos nutritivos, el abuso de drogas y alcohol, los trastornos alimentarios y el envejecimiento.

Los síntomas más comunes de la desnutrición pueden incluir:

  • Fatiga
  • Problemas de concentración.
  • Debilidad muscular.
  • Baja producción de glóbulos rojos (anemia).
  • Pérdida de peso.
  • Cambios en los hábitos alimenticios.

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico es un término que se utiliza para describir un conjunto de factores que contribuyen al riesgo cardiovascular y a las enfermedades cardiovasculares, los cuales incluyen:

  • Obesidad centrada alrededor del abdomen.
  • Hipertensión arterial alta.
  • Resistencia a la insulina.
  • Niveles elevados de lípidos (grasas) en sangre.

El riesgo de desarrollar esta afección se incrementa con el consumo excesivo de calorías, provenientes sobre todo de grasas saturadas y carbohidratos refinados.

Obesidad

La obesidad se produce cuando una persona consume más calorías de las que necesita. Se trata de una condición crónica que está asociada con complicaciones médicas graves (como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2).

Diabetes

La diabetes es un trastorno endocrino relacionado con los niveles elevados de glucosa en sangre durante periodos prolongados.

Esta condición se produce cuando el organismo no produce suficiente insulina, o cuando los tejidos no responden adecuadamente a esta hormona vital para regular los niveles glucémicos en sangre.

Entre los principales síntomas asociados con esta afección están:

  • Sensación constante de sed.
  • Micción frecuente.
  • Visión borrosa.
  • Infecciones recurrentes.

Osteoporosis

La osteoporosis es un trastorno óseo que se caracteriza por un debilitamiento progresivo del tejido óseo, lo que provoca fragilidad ósea y mayor susceptibilidad a fracturas óseas espontáneas.

Esta patología se asocia principalmente con deficiencias nutricionales tales como bajos niveles de calcio, vitamina D, u otros minerales importantes para mantener sano el tejido óseo.

Otras enfermedades nutricionales comunes

Además de las enfermedades nutricionales antes mencionadas, existen muchas otras afecciones asociadas con una alimentación incorrecta, entre estas:

  • Enfermedades autoinmunes (como el lupus eritematoso sistémico).
  • Trastornos digestivos (como el síndrome del intestino irritable).
  • Trastornos del metabolismo (como el hipertiroidismo)
  • Enfermedades neurológicas (como el Alzheimer).

Prevención de las enfermedades nutricionales más comunes

Las enfermedades nutricionales pueden prevenirse mediante la adopción de una dieta balanceada, compuesta por frutas frescas, verduras y productos integrales ricos en proteínas magras y grasas saludables. También es necesario realizar un buen plan de ejercicios físicos, además visitar regularmente a tu Nutricionista de confianza.

Para finalizar

Hemos llegado al final de este post, en el que te expliqué cuáles son las enfermedades nutricionales más comunes, espero haber aclarado todas tus dudas. Aprovecho de invitarte a que te unas a mi Programa Nutrición Integral PNC (Prevenir/Nutrir/Curar) Julia Osorio (comidayvida.com).

¿Te gustó este post? Si te gustó, ¡compártelo en tus redes sociales!

¿Padeces de gases, inflamación, dolor de cabeza? Puede ser Síndrome de colon irritable (IBS). FodMap ¿No te parece que ya es hora de reconciliarte con tu digestión? | www.comidayvida.com Parte 2

Es tan frecuente la presencia de malestares intestinales en nuestro día a día que parece que al final parece que los consideramos una forma normal de sentirnos, e incluso los menospreciamos e ignoramos sin reconocer que su presencia es una llamada de atención de nuestro organismo de que no lo estamos haciendo bien. En esta segunda entrega los invito a buscar las posibles consecuencias de no cuidar nuestra alimentación y las opciones que tienes si decides cuidarte.

¿Para qué comemos?

Vamos a partir de que la única manera de nuestro cuerpo obtenga energía es a través de nuestro consumo de alimentos, ¿cierto? Entonces, si queremos que esta máquina perfecta que tenemos obtenga todo lo que necesita para lucir bien, tener energía y renovarse sólo, tan sólo necesita que lo que entra por la boca cubra sólo dos requisitos: que contenga las sustancias necesarias y en cantidad adecuada, ¿simple no? Tú sólo le das a tu cuerpo lo necesita y el hace el resto, ¿qué más queremos? Lo anterior es casi cierto, pero faltaría agregar: Y los alimentos deben ser absorbidos…. Ya, no parece tan fácil ahora ¿verdad?

¿Cómo ocurre la absorción de los alimentos?

La verdad es que sin que tú lo notaras, sin que tú lo desearas, tu cuerpo siempre, siempre, ha realizado una y mil funciones con o sin tu permiso, se ha asegurado de obtener todos las grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales, agua y fibra, mediante un proceso perfectamente coordinado llamado digestión, pero, al paso del tiempo logramos alterarlo, si, ese hábito que sabes que te daña y que sigues y sigues haciendo, al final, te va a pasar factura y lo sabes. Ya quienes padecen hipertensión, diabetes, colesterol alto u obesidad, saben de lo que hablo.

¿Cómo logro dañar la absorción?

La respuesta simple es: Inflama a tu intestino, ¡Listo! ¿Simple no? La receta ya te la sabes, pero te la recuerdo: No desayunes, come mucho, come rápido, no comas frutas, olvida las verduras, entre más grasa, mejor; fríe lo que comes, come una vez al día, cuando tengas hambre ignóralo, estrés/ansiedad, siéntate, mínimo un litro de refresco, alcohol, cena fuerte y ¡a la cama! ¿necesitas más?

¿Qué es la inflamación intestinal?

Buscando optimizar el proceso de absorción en nuestro cuerpo, como mencionamos antes, única forma de obtener la energía y nutrientes de los alimentos; nuestro intestino posee una estructura compleja para asegurarla.

El intestino es un tubo muy largo, que además contiene pliegues, en esos pliegues vellosidades y en esas vellosidades. ¿Quieres imaginarte cómo se ve? Mira el dorso de tu mano, ¿puedes ver los pliegues y los vellos? bien, así, pero muy compactada es la superficie de tu intestino, ahora, imagina ese tejido estirado por la inflamación y además lleno de gas porque los alimentos son difíciles de digerir, ¿Ahora está más claro?

En el siguiente vídeo elaborado por la Universidad de Monash se explica otro punto de vista de este proceso:

¿Mala absorción o Intoxicación?

La respuesta de nuestro cuerpo a todas esas agresiones es llamar nuestra atención, porque además debemos reconocer que no sólo es no absorber, es que cuando comes y no es un alimento de calidad, te intoxica, es decir, te llena de toxinas, así que, con esta información mira cada uno de los síntomas, ¿es por mala absorción, por intoxicación o por ambos?

  • Fatiga
  • Congestión nasal
  • Estreñimiento
  • Meteorismo
  • Dolores musculares
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Presión arterial baja/alta
  • Ansiedad
  • Irritación al orinar
  • Cambios de humor
  • Gastritis
  • Náusea
  • Acidez
  • Reflujo
  • Irritación de piel

Si somos honestos, nuestro cuerpo sólo quiere poder absorber los alimentos para mantenernos vivos, ¿te parece si ya le ayudamos?

En la entrega anterior te ofrecí algunas soluciones simples que podían ayudarte, pero supongo que si has llegado hasta aquí es porque necesitas un poco más de ayuda. Si has leído mis posts anteriores, sabrás que no estoy “casada” con dietas rigurosas, no creo en: todo al vapor, nunca comas un postre, 2,000 lagartijas, etc.

Pero insisto, si llegaste hasta aquí es porque las cosas no van bien. Es momento de invertir en salud.

Para eso sería conveniente que te comprometas, si, la magia no existe. Tendrás que invertir en ti y regalarte un tiempo para sanar todo lo que tú has provocado. ¿En cuánto tiempo dañaste tanto tu cuerpo? ¿Cuánto tiempo te darás para sanarlo?

Las medidas que mencioné en el Post anterior fueron el primer paso, pero vayamos más allá, te propongo que consideres el FodMap.

FodMap

FodMap JIBS Julia Osorio
Healthy diet food. Various low fodmap ingredients selection – meat, vegetables, berry, fruit, grains, Trendy healthy lifestyle concept. On dark rusty background copy space top view

Desarrollada por la Universidad de Monash, en Australia, el programa FodMap establece que existen alimentos que producen mayor cantidad de gas, lo que lleva a molestias intestinales, entonces, durante dos semanas debemos eliminar esos alimentos y después regresarlos uno a uno para valorar cuál es el que provoca mayores molestias.

No puede seguirse por largos periodos sin supervisión de un profesional de la Nutrición, porque como imaginarán, al eliminar alimentos se vuelve una dieta desequilibrada.

Los alimentos que deben evitarse, es decir con Alto FodMap son:

  • Verduras:  Ajo, chícharos, cebolla
  • Frutas: Zarzamoras, sandía, durazno
  • Proteínas: Salchichas, pescado o carnes empanado
  • Grasas: Almendras, aguacate, pistachos
  • Cereales, granos y almidones: Frijoles, pan con gluten, bollería  

Los alimentos que deben consumirse, es decir con Bajo FodMap son:

  • Verduras: Lechuga, zanahoria, pepino
  • Frutas: Fresas, piña, uvas
  • Proteínas: Pollo, huevo, tofú
  • Grasas: Aceites, mantequilla, cacahuates
  • Cereales, granos y almidones: Papa, tortilla, palomitas

Si lo deseas, en la Universidad de Monash ofrecen cursos para pacientes, click aquí.

Si te parece que esta publicación puede ayudar a alguien más, ¡Compártela!

Julia Osorio MSc CD DE

¿Padeces de gases, inflamación, dolor de cabeza? Puede ser Síndrome de colon irritable (IBS). FodMap | www.comidayvida.com Parte 1

Durante las fiestas, es común padecer problemas digestivos, provocados por el consumo constante de alimentos con un elevado consumo de proteínas, grasa y alcohol y el bajo consumo de verduras, frutas y agua, así como la falta de ejercicio.

Por lo tanto, son frecuentes síntomas como reflujo, acidez, gastritis, diarrea o estreñimiento, ruidos intestinales y gases. Pero, podríamos decir que desafortunadamente esa es nuestra forma de comer todo el año, ¿cierto? Entonces la presencia de estos síntomas nos acompaña todos los días, tanto que ya no les damos importancia. Pero debes saber que si estos síntomas se manifiestan una y otra y otra vez pueden causar daños mayores e irreversibles.

Acidez e indigestión

Signos y síntomas.

Te pido que te tomes 3 minutos para sentirte en este momento, ¡listo! Ahora piensa en tu día a día, ¿qué molestias tienes antes y después de comer?

¿Cuáles padeces?

  • Fatiga
  • Congestión nasal
  • Estreñimiento
  • Meteorismo
  • Dolores musculares
  • Diarrea
  • Febrícula
  • Presión arterial baja
  • Ansiedad
  • Irritación al orinar
  • Cambios de humor
  • Gastritis
  • Náuseas
  • Acidez
  • Irritación de piel
  • Reflujo

Si seleccionaste 3 o más síntomas, continúa leyendo, este post te ofrecerá información muy valiosa, ya que todos los síntomas anteriores pueden estar relacionados con una mala digestión, con una alimentación inadecuada.

Pero ¿qué relación tiene una congestión nasal con la diarrea? o cuál relación existe entre los cambios de humor y el reflujo?

Con el tiempo hemos aprendido a calmar todas las molestias con medicamentos y a pensar que es dolor es algo normal conforme envejecemos. Sin embargo, los medicamentos sólo ofrecen una solución temporal al problema, pero al ser químicos, su uso prolongado provoca daños a nivel celular y metabólico.

¿Valoramos nuestro intestino?

El intestino es el órgano más largo del cuerpo humano, se divide principalmente en 2 partes que son intestino delgado e intestino grueso.
Absorción de los alimentos para transformarlos en energía. El intestino tiene muchas funciones en el organismo, pero la más importante, es que a través de este tubo absorbemos la energía de los alimentos que consumimos, esta es la única manera de mantenernos vivos.
El tubo digestivo posee la mayor superficie de absorción. El intestino posee pliegues y vellosidades que aseguran que todos los nutrientes ingresen a nuestro cuerpo para nutrirlo.
Es un órgano inmune. Evita el paso de bacterias y toxinas que provocan enfermedades.

La presencia de los síntomas anteriormente mencionados son una llamada de emergencia de tu cuerpo de que no se encuentra bien, no recibe los nutrientes necesarios, el agua es insuficiente, los alimentos carecen de oxígeno (no son naturales), no practicas ejercicio, consumes abundantes cantidades de alimentos.

¿Qué provoca estos síntomas?


Imagina que tu intestino debe recibir alimentos cada 3 a 4 horas, y que tú, por tus tantas actividades no lo haces, además cuando comes lo haces de prisa y para cuando quieres comer ya tienes tanto gas acumulado que te es imposible hacerlo sin sentir dolor y después, la digestión es lenta (o muy rápida) provocando un exceso de gas, diarrea o estreñimiento.
Todo lo anterior ocurre porque el intestino está inflamado, se reduce la superficie de absorción, se digieren lentamente los alimentos, se congestiona nuestro organismo y por si fuera poco, la absorción no es selectiva por lo que permite el paso de cualquier sustancia, lo que daña nuestro sistema inmune, nuestra salud.

¿Qué debo hacer?

Si lo que quieres es recuperar tu salud y permitirle a tu cuerpo que se mejore y además no vuelvan a presentarse las molestias considera seguir las siguientes recomendaciones.
1. Muévete. Ejercicio, tres días a la semana, 30 minutos al día para empezar.
2. Líquidos. 2 litros de agua al día.
3. Lactobacilos. Entre comidas consume lactobacilos para recuperar la flora intestinal.
4. Evita beber líquidos durante las comidas.
5. Después de las comidas bebe té de manzanilla o hierbabuena, mejorará la digestión y eliminará los gases.
6. Medita: 5 minutos al día son suficientes para empezar y manejar el estrés.
7. Revisa las características de tus heces, el esquema de Bristol te puede demostrar qué tan lenta o rápida es tu digestión, por lo tanto, tu absorción.

IBS FodMap Julia Osorio
Revisa la consistencia de tus heces, puedes padecer de IBS,

¿Cómo desintoxicarte?

Una o dos veces al año, durante dos semanas, evita consumir:

  • Lácteos, alimentos fritos, aderezos, aceites refinados.
    • Azúcar blanco y bebidas gaseosas y azucaradas.
    • Carne roja y embutidos.
    • Leche y derivados lácteos.
    • Café y tabaco.

Selecciona una de las siguientes opciones, sólo una a la vez:

  • Bebe por las mañanas el batido: 1 manzana picada sin cáscara, 1 taza de jugo de piña, ¼ taza de papaya picada sin cáscara ni semillas
  • Espirulina 3 g cada 8 horas
  • Vitamina C 1 g cada 8 horas
  • Ácido alfa lipoico 100 mg cada 8 horas.

Ya que limpies tu intestino y que controles tú consumo es seguro que habrás observado cambios en tu digestión, para este momento deberías de sentirte más ligero, con más energía y con una mejor digestión.

Si los síntomas continúan podemos considerar la dieta FodMap porque tal vez el daño es importante y deberíamos considerar Síndrome de Colon Irritable (IBS), pero de esto hablaremos la próxima vez que nos encontremos.

Si te gustó, ¡compártelo!

Julia Osorio MSc CD DE