Noticias

Cómo mejorar tu metabolismo y prevenir enfermedades con una alimentación saludable | www.comidayvida.com

Descubre los daños que se producen con lo que ingresa por tu boca, cuando tus alimentos contienen más químicos que alimentos ricos en agua y oxígeno.

El metabolismo es el conjunto de procesos químicos que ocurren en las células de nuestro cuerpo para obtener energía y mantener las funciones vitales. Un metabolismo saludable es aquel que funciona de manera óptima y se adapta a las necesidades de cada individuo. Sin embargo, existen factores que pueden alterar el metabolismo y provocar enfermedades como la obesidad, la diabetes, el colesterol alto o la hipertensión.

Te invito a ver este video.

Por eso, es importante cuidar nuestra alimentación y seguir unas pautas nutricionales adecuadas para cada caso.
– Una alimentación saludable debe ser variada, equilibrada y suficiente, incluyendo todos los grupos de alimentos en las proporciones adecuadas.

Puedes conocer un poco más sobre metabolismo y nutrición.

– Una alimentación saludable debe ser personalizada, teniendo en cuenta las características individuales de cada persona, como la edad, el sexo, la actividad física, el estado de salud o las preferencias alimentarias.

El metabolismo incluye todos los procesos por los que pasan los alimentos para obtener sus nutrientes y llevarlos a la célula y nutrirte.

– Una alimentación saludable debe ser flexible, permitiendo adaptarse a las situaciones cambiantes de la vida cotidiana y a los gustos personales, sin caer en el abuso o la restricción de ciertos alimentos.

Conocer cómo funciona tu cuerpo es importante si quieres tener el control de tu salud. La nutrición y la enfermedad comienza por la boca, de hecho, el 90% de las enfermedades se provocan por una excesiva o deficiente alimentación, ¿cierto?

Un metabolismo saludable es aquel que funciona de manera óptima y se adapta a las necesidades de cada individuo.

Conclusión: Una alimentación saludable es una de las mejores formas de mejorar nuestro metabolismo y prevenir enfermedades. Para ello, es recomendable consultar con un profesional de la nutrición que nos oriente y nos ayude a diseñar un plan alimentario adecuado para nosotros. Así, podremos disfrutar de una mejor calidad de vida, un mayor bienestar y a recuperar la salud.

Si necesitas ayuda, tenemos para tí el Programa PNC donde nos ajustamos a tus necesidades y creamos tu plan 100% personalizado, !Te esperamos!

¿Te gustó este contenido? Espero que sí, recuerda visitar mi blog con frecuencia, ya que todas las semanas público contenidos sobre nutrición.

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Cómo prevenir y tratar los trastornos de alimentación con una nutrición adecuada | www.comidayvida.com

Los trastornos de alimentación son problemas graves que afectan a la salud física y mental de las personas. En este artículo te explicamos qué son, qué tipos hay y cómo puedes prevenirlos y tratarlos con una nutrición adecuada.

 

Los trastornos de alimentación son alteraciones del comportamiento alimentario que se caracterizan por una relación insana con la comida y el peso. Algunos de los más conocidos son la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón. Estos trastornos pueden tener consecuencias graves para la salud, como desnutrición, deshidratación, problemas digestivos, cardíacos, dentales, hormonales y psicológicos.

– Las causas de los trastornos de alimentación son complejas y multifactoriales, e incluyen factores genéticos, biológicos, psicológicos, sociales y culturales.

Si quieres leer más, clic

– Los síntomas de los trastornos de alimentación varían según el tipo, pero algunos comunes son: obsesión por la comida y el peso, distorsión de la imagen corporal, restricción o exceso de ingesta, atracones y purgas, aislamiento social, cambios de humor, baja autoestima y depresión.

Cada vez aparecen más trastornos de alimentación, esto no es más que el reflejo de cómo nos presionamos para encajar en la sociedad.

– La prevención de los trastornos de alimentación se basa en fomentar una relación sana con la comida y el cuerpo, promover una autoestima positiva, educar sobre los riesgos de las dietas extremas y los ideales de belleza irreales, y detectar y tratar los factores de riesgo.

Estas son las cifras de los trastornos de alimentación.

– El tratamiento de los trastornos de alimentación requiere un abordaje multidisciplinar que incluya apoyo médico, psicológico y nutricional. El objetivo es restaurar el equilibrio físico y emocional del paciente, corregir las creencias erróneas sobre la comida y el peso, y desarrollar hábitos alimentarios saludables.

«Apoyo familiar y social para superar los trastornos de alimentación».

– La nutrición es un aspecto clave en la prevención y el tratamiento de los trastornos de alimentación. Una nutrición adecuada implica consumir una variedad de alimentos que aporten todos los nutrientes esenciales para el organismo, respetar las señales internas de hambre y saciedad, evitar las restricciones y las prohibiciones, disfrutar de la comida sin culpa ni ansiedad, y adaptar la ingesta a las necesidades individuales.

Conclusión: Los trastornos de alimentación son problemas serios que pueden afectar tu salud y tu calidad de vida. Si crees que tú o alguien que conoces puede sufrir alguno de ellos, no dudes en buscar ayuda profesional. Recuerda que una nutrición adecuada es fundamental para prevenir y tratar estos trastornos, y para mantener un bienestar físico y mental.

Es importante entonces, considerar que la persona que padece un trastorno de alimentación oculta su situación, mantente cercano y escucha, no presiones, sólo estate atento a cuando pida ayuda, ese será el mejor momento para ayudar.

¿Qué te pareció este contenido? Espero que te haya sido útil. Si deseas ayudar a otras personas, compártelo en tus redes sociales. Recuerda que todas las semanas estoy publicando nuevos contenidos sobre nutrición, ¡te espero por aquí pronto! y si necesitas ayuda… !Contáctanos!

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Cómo hacer ejercicio sin lesionarse ni estresarse | www.comidayvida.com

Consejos prácticos para mejorar tu coordinación, fortalecer tus articulaciones y aumentar tu masa muscular de forma segura y saludable.

 

El ejercicio físico es una actividad muy beneficiosa para nuestra salud, pero también puede tener algunos riesgos si no lo hacemos correctamente. Algunos de los problemas más comunes que pueden surgir al hacer ejercicio son las lesiones musculares, articulares o tendinosas, y el estrés físico y mental.

Mas allá de practicar un deporte, se trata de fortalecer el corazón, las articulaciones y aumentar tu energía.

Para evitar estos inconvenientes, es importante seguir una serie de pautas que nos ayuden a hacer ejercicio de forma eficaz y placentera.

Si quieres conocer los efectos del ejercicio en tu cuerpo, clic aquí.

Te sugiero que:

– Antes de empezar a hacer ejercicio, es conveniente realizar un calentamiento previo que prepare nuestro cuerpo para la actividad. El calentamiento debe incluir ejercicios de movilidad articular, estiramientos suaves y ejercicios aeróbicos de baja intensidad.

– Durante el ejercicio, debemos escuchar a nuestro cuerpo y adaptar la intensidad, la duración y el tipo de actividad a nuestras capacidades y objetivos. No debemos forzar ni sobrepasar nuestros límites, sino ir progresando gradualmente y respetando los tiempos de descanso y recuperación.

– Después del ejercicio, es recomendable hacer una vuelta a la calma que nos ayude a relajar los músculos y el sistema nervioso. La vuelta a la calma puede consistir en ejercicios de respiración profunda, relajación muscular progresiva, automasaje o meditación.

– Es importante dejar un día de descanso después de dos días consecutivos de ejercicio para permitir que tu cuerpo se recupere y sea más efectivo el trabajo con tu masa muscular.

– Además de estas medidas, también es fundamental cuidar nuestra alimentación e hidratación, elegir un equipamiento adecuado, variar las rutinas de ejercicio y disfrutar del proceso.

Si quieres aprender un poco más, te invito a ver este video.

El yoga mejora la flexibilidad, la coordinación y la relajación.

Para conclusión: Hacer ejercicio es una forma excelente de mejorar nuestra salud física y mental, pero también debemos hacerlo con precaución y responsabilidad. Siguiendo estos consejos, podremos mejorar nuestra coordinación, fortalecer nuestras articulaciones y aumentar nuestra masa muscular sin provocar lesiones ni causar estrés. ¿A qué esperas para ponerte en forma?

Y si lo quieres combinar con el plan de Nutricion creado especialmente para tí, te esperamos en Comida y Vida en nuestro Programa PNC.

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

¿Qué es mejor: seguir una dieta o mejorar la nutrición? | www.comidayvida.com

Descubre las diferencias entre las dietas y la nutrición, y cómo elegir la opción más adecuada para tu salud y bienestar.

Encontramos tantas dietas en todos lados que no respetan nuestros hábitos y que se comparten de boca en boca sin considerar que cada cuerpo es diferente y lo más triste, no nos enseñan hábitos de alimentación, si quieres conocer más, sigue leyendo…

Muchas personas se plantean seguir una dieta para perder peso, mejorar su aspecto físico o prevenir enfermedades. Sin embargo, no todas las dietas son saludables ni efectivas, y pueden tener efectos secundarios indeseados. Por eso, es importante conocer la diferencia entre dieta y nutrición, y saber cuál es la mejor opción para cada persona.

La dieta se refiere al conjunto de alimentos y bebidas que se consumen de forma habitual. Existen diferentes tipos de dietas, según el objetivo que se persiga, como por ejemplo: dietas hipocalóricas, dietas cetogénicas, dietas vegetarianas, etc.

«Así es un plato equilibrado: incluye todos los nutrientes que tu cuerpo necesita».

Algunas dietas pueden ser beneficiosas para la salud, siempre que se sigan bajo supervisión de un profesional de la Nutrición y se adapten a las necesidades individuales de cada persona.

Otras dietas, en cambio, pueden ser perjudiciales, ya que pueden provocar carencias nutricionales, desequilibrios hormonales, trastornos digestivos o efecto rebote.

La palabra dieta produce rechazo y angustia, mal manejado por muchos y sólo sirve para decir no puedes comer esto, y esto y esto, eso no es hacer dieta.

La nutrición, por otro lado, es la ciencia que estudia los procesos fisiológicos y metabólicos que ocurren en el organismo cuando se ingieren los alimentos. La nutrición se basa en el principio de que cada persona tiene unas necesidades nutricionales específicas, según su edad, sexo, actividad física y estado de salud.

Si quieres aprender un poco más te invito a ver este video, sólo da click aquí.

Por lo tanto, la nutrición busca proporcionar al cuerpo los nutrientes esenciales para su correcto funcionamiento, como por ejemplo: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua.

Antes de comenzar alguna dieta te sugiero que consideres los siguientes puntos:

– La dieta es el conjunto de alimentos y bebidas que se consumen de forma habitual.

– La nutrición es la ciencia que estudia los procesos fisiológicos y metabólicos que ocurren en el organismo cuando se ingieren los alimentos para mantener tu bienestar.

– No todas las dietas son saludables ni efectivas, y pueden tener efectos secundarios indeseados.

– La nutrición busca proporcionar al cuerpo los nutrientes esenciales para su correcto funcionamiento.

– Es importante conocer la diferencia entre dieta y nutrición, y saber cuál es la mejor opción para tí.

Si quieres leer sobre las bases de Nutrición.

Conclusión:

Como hemos visto, existen diferencias importantes entre las dietas y la nutrición. Seguir una dieta no siempre implica mejorar la nutrición, y viceversa. Lo más recomendable es optar por una alimentación equilibrada, variada y adaptada a las necesidades individuales de cada persona.

De esta forma, se podrá conseguir un peso saludable, prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida. Si tienes dudas sobre qué tipo de alimentación te conviene más, consulta con un profesional de la nutrición que te asesore y te oriente.

Si deseas cuidar tu salud y adquirir hábitos de alimentación saludable y ajustada a tus necesidades, tenemos para tí el Programa PNC, !Te esperamos!

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

¿Qué son los alimentos saludables y por qué son mejores que los industrializados? | www.comidayvida.com

Los alimentos saludables son aquellos que aportan nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo, mientras que los industrializados son aquellos que han sido procesados y contienen aditivos, conservantes, colorantes y otros ingredientes artificiales que pueden afectar la salud.

 

Los alimentos saludables son aquellos que provienen de la naturaleza y que no han sido sometidos a procesos industriales que alteran su composición y calidad. Estos alimentos contienen nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo, como vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, proteínas, grasas saludables y carbohidratos complejos.

Los alimentos industrializados, por el contrario, son aquellos que han sido procesados y modificados para aumentar su duración, sabor, apariencia o valor comercial. Estos alimentos suelen contener aditivos, conservantes, colorantes, saborizantes y otros ingredientes artificiales que pueden tener efectos negativos en la salud, como alergias, inflamación, obesidad, diabetes, hipertensión, colesterol alto y enfermedades cardiovasculares.

Puedes encontrar más información sobre alimentos sanos.

¿Cómo reconocer los alimentos saludables?

– Una alimentación saludable se caracteriza por contener alimentos frescos, naturales y orgánicos.

– Los alimentos saludables no tienen etiquetas ni envases, porque protegen al medio ambiente o tienen una lista de ingredientes corta y comprensible.

– Los alimentos saludables se encuentran principalmente en el perímetro del supermercado, donde están las frutas, las verduras, los lácteos, las carnes y los huevos.

– Los alimentos saludables tienen colores variados y vivos, que indican su riqueza en fitoquímicos y nutrición.

– Los alimentos saludables tienen un sabor auténtico y no necesitan mucha sal, azúcar o grasa para realzarlo.

           Tenemos una farmacia en la cocina, cuida que tus alimentos sean frescos y no se encuentren en latas.

Aquí puedes ver cómo crear una farmacia en tu cocina.

¿Qué beneficios tienen los alimentos saludables para la salud?

– Los alimentos saludables aportan nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

– Los alimentos saludables mantienen una adecuada nutrición, previenen y combaten enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto.

– Los alimentos saludables mejoran el sistema inmunológico y la capacidad de defensa contra las infecciones.

– Los alimentos saludables favorecen la digestión y el tránsito intestinal.

– Los alimentos saludables mejoran el estado de ánimo, la energía y el rendimiento físico e intelectual.

«Los alimentos industrializados son altos en grasas, azúcares, sal y calorías vacías».

¿Cómo incorporar más alimentos saludables en la dieta?

– Planificar las comidas con anticipación y hacer una lista de compras con los alimentos saludables que se necesitan.

– Elegir productos de temporada y locales, que son más frescos, económicos y ecológicos.

– Preferir el consumo de frutas y verduras crudas o cocinadas al vapor, al horno o a la plancha.

– Evitar el consumo de alimentos procesados, fritos, empanados o rebozados.

– Leer las etiquetas de los productos y evitar aquellos que contengan ingredientes artificiales o desconocidos.

– Moderar el consumo de sal, azúcar y grasas saturadas y trans.

– Beber agua en lugar de bebidas azucaradas, alcohólicas o gaseosas.

– Comer con moderación, masticar bien y disfrutar de cada bocado para recuperar tu salud.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de los alimentos saludables y los alimentos industrializados de forma responsable y consciente, cuidando tu salud y la del planeta. Y si quieres atención personalizada, tenemos el Programa PNC diseñado !especialmente para tí!

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Actividad Física vs. Ejercicio: Encuentra el Equilibrio para una Vida Activa y Saludable | www.comidayvida.com

¿Sabías que la actividad física y el ejercicio no son lo mismo? Aunque ambos son importantes para la salud y el bienestar, tienen diferencias que debes conocer para aprovechar al máximo sus beneficios. En este artículo te explicamos qué es cada uno, cómo incorporarlos en tu rutina diaria y qué beneficios te aportan.

 

¿Qué es la actividad física?

La actividad física es cualquier movimiento corporal que requiere energía. Puede ser desde caminar, subir escaleras, hacer las tareas del hogar, bailar, jugar con los niños o pasear al perro. La actividad física se puede hacer en cualquier momento y lugar, y no requiere de un plan específico ni de un equipo especial para lograr tener actividad diaria.

 

¿Qué es el ejercicio?

El ejercicio es un tipo de actividad física que se hace de forma planificada, estructurada y repetitiva, con el objetivo de mejorar o mantener la condición física. El ejercicio se puede clasificar en aeróbico (como correr, nadar o andar en bicicleta), anaeróbico (como levantar pesas o hacer abdominales) o mixto (como el entrenamiento por intervalos o el circuito).

Te comparto un video para ejercicios de piernas y glúteos.

¿Cómo encontrar el equilibrio entre la actividad física y el ejercicio?

Para llevar un estilo de vida activo y saludable, lo ideal es combinar la actividad física y el ejercicio de forma equilibrada. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda para lograr los beneficios de la actividad física, hacer al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física intensa por semana, además de dos o más días de ejercicios de fortalecimiento muscular.

Recuerda moverte cada día y caminar 10 mil pasos al día y hacer ejercicio 4 días a la semana de 30 a 60 minutos.

Estas son algunas ideas para lograrlo:

– Crea hábitos de actividad física: Intenta reducir el tiempo que pasas sentado o inactivo, y aprovecha cualquier oportunidad para moverte más. Por ejemplo, puedes caminar al trabajo o a la escuela, usar las escaleras en lugar del ascensor, levantarte cada hora para estirarte o hacer una pausa activa.

– Caminar 10,000 pasos al día: Una forma sencilla de medir tu nivel de actividad física es contar los pasos que das al día. Se estima que caminar 10,000 pasos al día equivale a unos 30 minutos de actividad física moderada. Puedes usar un podómetro, una pulsera inteligente o una aplicación en tu celular para llevar un registro de tus pasos y motivarte a alcanzar tu meta y de esta manera moverse diariamente.

¿Es sano caminar 10,000 pasos al día?

– Hacer ejercicio regular: Elige una rutina de ejercicio que te guste y se adapte a tus necesidades y objetivos. Puedes hacerlo solo o acompañado, en casa o al aire libre, con música o sin ella. Lo importante es que lo hagas con frecuencia, intensidad y duración adecuadas, y que respetes tu ritmo y tus límites con ejercicio saludable.

Equilibrio de actividad: Variar la rutina, te ayuda a evitar el aburrimiento y el estancamiento, es bueno cambiar tu rutina de ejercicio cada cierto tiempo. Puedes probar nuevas modalidades, alternar entre ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, aumentar la dificultad o la velocidad, o incorporar elementos como pesas, bandas elásticas o pelotas.

Hacer ejercicio regularmente mejora tu condición física y previene enfermedades.

¿Qué beneficios tiene la actividad física y el ejercicio para la salud?

La actividad física y el ejercicio tienen múltiples beneficios para la salud física y mental. Algunos de ellos son:

– Mejoran el funcionamiento del sistema cardiovascular, respiratorio, muscular y óseo.

– Previenen o ayudan a controlar enfermedades como la obesidad, la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto, la osteoporosis o el cáncer.

– Favorecen el mantenimiento o la pérdida de peso, según sea el caso.

– Aumentan la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y el equilibrio.

– Mejoran el estado de ánimo, la autoestima, la confianza y la motivación.

– Reducen el estrés, la ansiedad, la depresión y el riesgo de demencia.

– Potencian la memoria, la atención, la creatividad y el aprendizaje.

– Fomentan las relaciones sociales y el sentido de pertenencia.

Como ves, la actividad física y el ejercicio son dos pilares fundamentales para una vida activa y saludable, evita tener un estilo de vida sedentario. No importa tu edad, tu condición física o tu preferencia, lo importante es que te muevas y disfrutes de los beneficios que te brindan. Recuerda que siempre es bueno consultar con tu profesional de nutrición antes de iniciar o modificar tu rutina de actividad física o ejercicio, especialmente si tienes alguna enfermedad o limitación para lograr salud y bienestar.

Si necesitas ayuda, te invitamos a visitarnos, nuestro Programa PNC te ofrece la atención personalizada que necesitas con alimentación, ejercicio e hidratación. ¡Te esperamos!

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Biofilm en tus dientes: Impacto en tu salud cardiovascular | www.comidayvida.com

El biofilm es una capa de bacterias que se forma sobre la superficie de los dientes y las encías. Si no se elimina con una buena higiene bucal, puede provocar la formación de placa dental, que a su vez puede causar enfermedades periodontales como la gingivitis o la periodontitis.

 

Estas enfermedades no solo afectan a la salud de tu boca, sino también a la de tu corazón. ¿Sabes por qué? Te lo explicamos en este artículo.

La conexión entre los dientes y el corazón

Las bacterias que se acumulan en el biofilm pueden pasar al torrente sanguíneo y llegar al corazón, donde pueden provocar inflamación, coágulos o infecciones. Estas complicaciones pueden afectar la salud del corazón y aumentar el riesgo de sufrir un infarto, una angina de pecho o una endocarditis ya que existe una conexión entre dientes y corazón. Además, las enfermedades periodontales pueden empeorar otras condiciones cardiovasculares como la hipertensión, el colesterol alto o la diabetes.

Las bacterias del biofilm pueden llegar al corazón y causar complicaciones graves.

Prevención de enfermedades cardiovasculares cuidando tu boca

La mejor forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares relacionadas con el biofilm es mantener una buena higiene bucal que elimine las bacterias y evite la formación de placa dental y enfermedad periodontal.

Te invito a ver este video de biofilm dental.

 

Todos los alimentos que ingieres ingresan por la boca y las enfermedades también, no olvides revisar tu higiene bucal para evitar dañar tu salud.

 

Para ello, se recomienda:

– Cepillarse los dientes al menos dos veces al día, durante dos minutos, con una pasta dental con flúor y un cepillo suave o eléctrico.

– Usar hilo dental o cepillos interdentales para limpiar los espacios entre los dientes, donde se acumula más biofilm para el cuidado de las encías.

– Enjuagarse la boca con un colutorio antiséptico o con agua después de cada comida.

Visita al dentista al menos una vez al año para realizar una limpieza profesional y detectar posibles problemas a tiempo.

– Evitar el consumo de tabaco, alcohol, azúcar y alimentos ácidos o pegajosos que favorecen el crecimiento de las bacterias orales.

Si quieres conocer más.

Para concluir.

Recuerda que una mala higiene bucal puede aumentar el riesgo de infarto. Tu higiene personal debe incluir un cepillado dental adecuado. Además, evita el consumo de productos industrializados ricos en jarabe de maltosa, que aumenta la presencia de biofilm en tus dientes y si te gustó este artículo, ¡compártelo en tus redes!

Te invitamos a conocer nuestro Programa PNC para mejorar tu salud y controlar tus enfermedades.

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Yoga y Pilates después de los 40: Fortaleza, Flexibilidad y Bienestar | www.comidayvida.com

¿Sabías que el yoga y el pilates son dos de las mejores actividades físicas que puedes practicar después de los 40 años? Estos ejercicios te ayudan a fortalecer tu cuerpo, mejorar tu flexibilidad y movilidad, reducir el estrés, respirar conscientemente y aumentar tu bienestar físico y mental. En este artículo te contamos los beneficios de estas disciplinas y cómo puedes incorporarlas a tu rutina diaria.

 

El pilates es una disciplina que te permite tonificar tus músculos y mejorar tu postura.

El yoga para la salud y pilates para adultos, ambas son consideradas práctocas ancentrales con enormes beneficios:

– El yoga y el pilates son ejercicios de baja intensidad que no sobrecargan tus articulaciones ni tu sistema cardiovascular. Al contrario, te ofrecen flexibilidad y movilidad y ayudan a cuidar tu salud y a prevenir lesiones.

– El yoga y el pilates te permiten trabajar todo tu cuerpo, desde los músculos más profundos hasta los más superficiales. Así, tonificas tu figura, mejoras tu postura y evitas dolores de espalda.

– El yoga y el pilates te enseñan a hacer respiración conciente, lo que favorece la oxigenación de tus células y la relajación de tu mente y reducción del estrés. Además, al sincronizar tu respiración con tus movimientos, aumentas tu concentración, tu equilibrio, tu salud y longevidad.

– El yoga y el pilates son prácticas que te conectan con el presente, con tu cuerpo y con tus emociones. De esta forma, reduces el estrés, la ansiedad y la depresión, y mejoras tu autoestima y tu confianza. Ya que el oxígeno y relajación van de la mano.

– El yoga y el pilates son actividades que puedes adaptar a tu nivel, a tus necesidades y a tus preferencias. Puedes elegir entre diferentes estilos, intensidades y duraciones, y practicarlos en casa, en un centro o al aire libre y comienza siempre con ejercicios de estiramiento.

Cómo empezar a practicar yoga y pilates después de los 40, da clic aquí

Si quieres disfrutar de todos los beneficios del yoga y el pilates después de los 40, te recomendamos seguir estos consejos:

– Consulta con un profesional de la salud antes de empezar cualquier actividad física, especialmente si tienes alguna condición de salud o alguna lesión.

– Busca un profesor o un centro especializado en yoga o pilates que ofrezca entrenamiento para adultos, que te oriente y te corrija adecuadamente para el cuidado articular.

– Empieza poco a poco, con sesiones cortas y sencillas, e incrementa la dificultad y la duración progresivamente con ejercicios de baja intensidad.

 

El yoga y los pilates son ejercicios que fortalecen tu cuerpo, que estimulan tus articulaciones y que a través de la respiración eliminan el estrés y nutren a tu cuerpo con la entrada de oxígeno.

 

– Escucha a tu cuerpo y respeta tus límites. Si practicas ejercicio después de los 40, no fuerces ni hagas movimientos que te causen dolor o incomodidad.

– Combina el yoga y el pilates con otras actividades complementarias, como caminar, nadar o bailar para lograr un bienestar físico y mental.

– Sé constante y disfruta del proceso. El yoga y el pilates son más que ejercicios, son un fortalecimiento para el cuerpo  y son estilos de vida que te ayudan a sentirte mejor por dentro y por fuera y si quieres, puedes combinarlo con nuestro Programa PNC.

Si quieres leer más sobre yoga, te invito a seguir leyendo.

¿Qué te pareció este contenido? Espero que te haya sido útil. Si deseas ayudar a otras personas, compártelo en tus redes sociales. Recuerda que todas las semanas estoy publicando nuevos contenidos sobre nutrición, ¡te espero por aquí pronto!

Recuerda que es salud, es lo más importante que tienes…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Falta de Energía: Cómo los Jarabes de Maltosa Pueden Estar Saboteando tu Vitalidad | www.comidayvida.com

¿Te sientes cansado, irritable o con falta de concentración? ¿Te cuesta mantener el ritmo de tus actividades diarias? ¿Sientes que necesitas un café o un dulce para seguir adelante? Si has respondido sí a alguna de estas preguntas, puede que estés sufriendo los efectos negativos de los jarabes de maltosa en tu alimentación.

Los jarabes de maltosa son un tipo de azúcar que se añade a muchos alimentos procesados, como galletas, cereales, refrescos, salsas, yogures y helados. Su función es dar sabor, textura y conservación a estos productos, pero también tienen un impacto negativo en tu salud y tu energía. ¿Lo sabías? ¿Quieres mantener la vitalidad? Sigue leyendo …

¿Cómo actúan en tu cuerpo los jarabes de maltosa?

Los jarabes de maltosa elevan rápidamente el nivel de azúcar en sangre, lo que provoca una liberación de insulina por parte del páncreas. La insulina es la hormona encargada de regular el metabolismo de los carbohidratos y de facilitar la entrada de glucosa en las células para que se pueda usar como energía.

Sin embargo, cuando hay un exceso de azúcar en sangre, la insulina también tiene el efecto de almacenar el excedente como grasa. Además, al poco tiempo, el nivel de azúcar en sangre baja bruscamente, lo que genera una sensación de hambre, ansiedad y fatiga. Este ciclo se repite cada vez que consumes alimentos con jarabes de maltosa, lo que afecta a tu salud física y mental ya que se pierde el control de azúcar en sangre.

¿Cómo puedes evitar los jarabes de maltosa, mejorar tu energía y evitar picos de azúcar?

La clave está en leer las etiquetas de los alimentos que compras y evitar aquellos que contengan este tipo de azúcar. También es importante evitar alimentos procesados y optes por opciones más naturales y saludables. Te sorprenderá saber cuánto jarabe de maltosa en alimentos puedes encontrar.

En este video te muestro qué productos contienen jarabe de maltosa, clic aquí 

Energía y alimentación. ¿Se puede lograr una energía sostenible?

Puedes encontrar alimentos energizantes sin necesidad de lastimar a tu organismo:

  • Frutas y verduras frescas: son ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, que te ayudan a regular el azúcar en sangre y a nutrir tu organismo.
  • Cereales integrales: son fuentes de carbohidratos complejos, que se digieren más lentamente y te proporcionan energía durante más tiempo.
  • Proteínas magras: como el pollo, el pescado, los huevos o las legumbres, te aportan aminoácidos esenciales para la formación de músculos y tejidos, así como para la producción de neurotransmisores que regulan tu estado de ánimo.
  • Grasas saludables: como el aceite de oliva, los frutos secos, las semillas o el aguacate, te ofrecen ácidos grasos esenciales para el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso, así como para la protección celular.
Los alimentos naturales y saludables te ayudan a mantener una energía sostenible.

¿Y los hábitos?

Además de cuidar tu alimentación, también es importante que adoptes un estilo de vida saludable que incluya ejercicio físico regular, descanso adecuado e hidratación suficiente. Estos hábitos te ayudarán a mejorar tu salud y tu vitalidad.

Los jarabes de maltosa contenidos en productos industrializados, jugos «naturales» envasados y bebidas carbonatadas provocan picos de azúcar que suben y bajan tu energía sin control, te invito a leer etiquetas de alimentos.

Recuerda que la energía es un recurso valioso que debes cuidar y optimizar. Al evitar los jarabes de maltosa y seguir una alimentación consciente y una nutrición equilibrada, podrás sentirte más activo, feliz y saludable.

Conclusión

Poco a poco, entre los productos industrializados se han incluido jarabes que afectan la salud. El aumento en la presencia de diabetes no es casualidad porque como pudiste leer cada vez más jarabes se incluyen sin que nos lo indique el fabricante. Se trata sólo de hábitos alimenticios saludables y que seas consciente lo que llevas a tu boca

Es tú decisión si deseas tomarlos, sólo recuerda, provocan adicción y enfermedades graves. Si deseas aprender más de Nutrición y Salud te invito a leer nuestros posts, si quieres ayuda para lograr tus metas te invito a conocer el Programa PNC y si quieres aprender cómo cuidar tu salud, tenemos cursos de salud para tí ¡No olvides comportarlo!

Recuerda que tu salud es lo MÁS importante que tienes, es hora de recuperarla…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente

Fragilidad Ósea: Cómo Mantener tus Huesos Fuertes y Saludables | www.comidayvida.com

Los huesos son el soporte de nuestro cuerpo, pero con el paso del tiempo pueden perder fuerza y densidad, lo que aumenta el riesgo de sufrir fracturas. La osteoporosis es una enfermedad que afecta a la salud ósea y se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la estructura de los huesos.

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que más de 200 millones de personas en el mundo padecen osteoporosis, y que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años sufrirán al menos una fractura osteoporótica en su vida. Te invito a seguir leyendo…

¿Es posible detener la fragilidad ósea?

La buena noticia es que existen formas de prevenir y tratar la fragilidad ósea, y que podemos adoptar hábitos saludables que nos ayuden a mantener nuestros huesos fuertes y sanos. En este artículo te contamos qué factores influyen en la salud ósea, qué ejercicios son beneficiosos para los huesos, qué alimentos debes incluir en tu dieta para favorecer la formación de tejido óseo, y qué medidas puedes tomar para evitar las caídas y las lesiones.

Factores que afectan a la salud ósea

La salud ósea depende de varios factores, algunos de los cuales podemos modificar y otros no. Entre los factores no modificables se encuentran:

La edad: Con el paso de los años, los huesos pierden densidad y se vuelven más frágiles. Esto se debe a que el proceso de renovación ósea se hace más lento y se produce una mayor resorción (destrucción) que formación de tejido óseo.

Si quieres conocer cómo se daña el hueso da clic aquí.

El sexo: Las mujeres tienen un mayor riesgo de sufrir osteoporosis que los hombres, especialmente después de la menopausia, cuando disminuyen los niveles de estrógenos, una hormona que protege los huesos.

El ejercicio físico es fundamental para mantener la salud ósea.

La genética: La herencia familiar influye en la cantidad y calidad de masa ósea que tenemos. Si tenemos antecedentes familiares de osteoporosis o fracturas, tenemos más probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

La raza: Las personas de raza blanca o asiática tienen una menor densidad ósea que las personas de raza negra o hispana, lo que las hace más propensas a sufrir fracturas.

Entre los factores modificables se encuentran:

  • Dieta para huesos fuertes: La atrofia ósea también significa atrofia muscular y una dieta equilibrada y rica en calcio, vitamina D y otros nutrientes es esencial para la formación y el mantenimiento de los huesos. El calcio es el mineral más abundante en los huesos y se encarga de darles resistencia y rigidez. La vitamina D facilita la absorción del calcio en el intestino y su fijación en los huesos. Otros nutrientes importantes son el fósforo, el magnesio, el zinc, el cobre, el manganeso, el boro y las vitaminas A, C y K.

 

Lo que no se usa se atrofia, si pasas mucho tiempo sentado o acostado también, evita que tus huesos se debiliten. ¡Recuerda! Movilidad y salud ósea.
  • ¿Ejercicio para huesos? El ejercicio físico regular estimula la formación de tejido óseo, es decir la actividad física y la salud ósea van de la mano y previene la pérdida de masa muscular (atrofia), que también contribuye a la estabilidad y movilidad del esqueleto. Los ejercicios más beneficiosos para los huesos son los que implican un impacto o una resistencia, como caminar, correr, saltar, bailar, entrenamiento de resistencia o hacer yoga.
  • El estilo de vida: Prevenir debilidad ósea debe ser tú prioridad, algunos hábitos perjudiciales para la salud ósea son el consumo excesivo de alcohol, tabaco o cafeína, el sedentarismo, el estrés crónico o la exposición insuficiente al sol (fuente natural de vitamina D).
  • Los medicamentos: Los fármacos afectan negativamente a la salud ósea si se usan durante mucho tiempo o en dosis altas. Sólo por mencionar algunos, entre ellos se encuentran los corticoides, los anticonvulsivantes, los anticoagulantes, los inhibidores de la bomba de protones o algunos tratamientos hormonales. Y si quieres es lograr la prevención de fracturas evita el consumo de medicamentos.

En conclusión

La fragilidad ósea se provoca por la falta de movimiento e inactividad, esto es un estilo de vida sedentario, por una mala alimentación y por el uso de medicamentos.

Los huesos se pueden fortalecer con ejercicio, con alimentación balanceada y lo más importante, no es obligatorio padecer fragilidad ósea, puedes tener huesos fuertes en la vejez, solo nutre a tu cuerpo, se necesita mantenerse activo y si lo necesitas consulta a un profesional de la nutrición en busca de orientación.

¿Le puede servir a alguien?, ¡Envíaselo! es hora de hacer conciencia y de recuperar nuestra salud. Y si buscas ayuda, te invito a ser parte de nuestro Programa PNC donde de manera personalizada te acompañaremos a mejorar tu calidad de vida.

Recuerda que tu salud es lo MÁS importante que tienes, es hora de recuperarla…

Julia Osorio MSc CD DE
Nutrióloga clínica
Educadora en diabetes
Docente